Esta no es la vida privada de javier krahe online dating

Un montón de aportaciones a la música popular que tenían que ver con mis raíces naturales y ahí decidí volver a ellas con mucha precaución y con todo el respeto que supone un arte como el flamenco y sus aledaños, que son muchos. Creo que con el tiempo uno consigue un poquito más de madurez en el oficio y logra tirar para adelante.Ahora he conseguido escribir algunas canciones que hace años no me las imaginaba y las músicas de esas canciones, las melodías, los arreglos y las letras, bajo mi criterio, están mucho mejor que las anteriores.

Con diez discos a sus espaldas e incontables colaboraciones y giras, sus versos ahora también fluyen libres por las redes sociales, aunque comprimidos en 140 caracteres.

Usuario habitual pero crítico con el empleo que a veces se les da a plataformas con Facebook y Twitter: "Asomarse a Internet es asomarse a la vía láctea, es un disparate. Artísticamente, mi primer planteamiento era parecerme a los grandes del rock de mi época, que eran Jimi Hendrix, Eric Clapton y esta gente.

Todo se publica y nada es contrastable salvo que te encargues de ello. Hay dos guitarras al fondo del salón; un enorme cartel de la primera Bienal de Flamenco de Sevilla; un piano de pared; Tres décadas y media de carrera después, ¿sabe ya quién es Javier Ruibal? Después uno madura y empieza a entender que las músicas también pueden llevar unas letras, unos textos, unas ideas y unos pensamientos con los que creces.

Un mito para muchos, un artista de esos que llaman de culto.

Entre bolo y bolo veraniego, ha compuesto la música de , la última película de Imanol Uribe.

Leave a Reply